Los peores consejos que pueden decirle a un emprendedor.

1. Tienes que tener un precio menor que el competidor.

Ciertamente a la hora de empezar un negocio, es fácil optar por ofrecer precios menores en el mercado para atraer a los nuevos clientes. Quizá se podría estar cayendo en un error. La razón de escuchar este consejo es debido a la duda de cómo voy a competir contra alguien ya establecido por años. Si tu producto o servicio ofrece mejores cosas que los demás, se debería enfocar en un precio justo y un gran servicio al cliente. Poner márgenes bajos al principio podría limitar las ganancias del negocio.

2. Copia lo que tu competidor haga.

Si no se sabe bien cómo empezar, o qué hacer, es fácil pensar que volteando a ver al vecino y hacer exactamente lo mismo funcionaría. Sí a él le da resultados porqué a mi no. Los consumidores se dan cuenta de quién es tiene la iniciativa y quién la está copiando. Como emprendedor hay que ofrecer algo diferente para que se ofrezca algo único o especial al cliente.

3. Deja tu trabajo y dedícate al 100% en tu proyecto.

Es una decisión difícil, pero si no tienes un colchón o manera de cubrir los gastos no creo que sea buena idea abandonar la fuente de ingresos. Un nuevo negocio según su naturaleza podría tardar en generar ingresos, el hambre o la familia no pueden esperar tanto. Hay que planear la salida del trabajo, para que sea una transición paulatina. Emprender cuesta mucho esfuerzo, pero si se logra bien valdrá la pena.

4. Si te apasiona tu negocio te irá bien.

Claro, tener gusto a lo que se hace tiene una buena repercusión en el estado emocional del emprendedor. Pero emprender requiere más que solo pasión. Se necesita de esfuerzo, control, y paciencia para saber manejar los días difíciles. Habrá momentos en que no se sienta la misma pasión, pero hay que aprender a solventar esos tiempos. Además, quien principalmente debe tener pasión por tus productos o servicios son los clientes, ya que simple y sencillamente sin consumidor no hay negocio.

5. No tengas sueños grandes.

Si no tengo un sueño sobre la empresa, entonces para qué la empiezo. Si soñamos con algo grande es solo eso, una idea o pensamiento de cómo queremos que sean las cosas. Soñar es el verbo, es la acción de lo que en el mundo de los negocios se le llama “Visión”. Ciertamente, para llegar a algo grande se tienen que cumplir metas paso a paso. Si no tenemos esa visión de cómo queremos que sea el negocio, entonces el crecimiento del mismo no se dará en la dirección deseada.

6. Solo puedes empezar si tienes financiamiento.

Si forzosamente la idea de negocio necesita de la compra de activos de gran valor, sí busca financiamiento, ya sea del banco, inversionistas o del mismo proveedor. Un aspecto negativo en la búsqueda de financiamiento es que es un proceso tardado. Nadie soltará el dinero por caridad, se tiene que tener sustento solido en el plan de negocio. Mientras llega el sí de las fuentes de financiamiento, hay que empezar por buscar opciones para arrancar. Si no, el emprendimiento se quedará esperando, así es que empieza como sea, pero empieza.

7. El banco está ofreciendo créditos, pide uno.

Retomando el asunto de financiamiento, tampoco solo por el hecho de que el negocio ya haya arrancado y un banco ofrezca un crédito es señal de poder aceptarlo. Primero hay que saber para qué se destinará la inversión, cómo se obtendrá el retorno y si se tendrá la capacidad de pago para solventarlo. Tomar un crédito por tomarlo puede causar estrés financiero dentro de la empresa.

8. Tu negocio ya está dejando dinero, cómprate un carro.

Si el negocio ya está viendo sus primeras utilidades, lo recomendable será reinvertir. Descapitalizar a la empresa en los primeros años nos es buena idea, menos si no ha conocido la temporada de vacas flacas. Por tanto, págate un salario justo, y acorde a ello podrás adquirir los bienes que necesites.

9. Escucha mi consejo, haz el negocio como te digo.

Se puede tener mentores y asesores que podrán apoyar el desarrollo del negocio. Pero si el consejo viene de una persona sin experiencia en la industria, o sin tener ciertas habilidades, dudo que sus consejos sean útiles. A la hora de emprender se tendrá a muchas personas queriendo opinar acerca de cómo debe ser el negocio. Así que emprendedor, hay que mantenerse firme en las ideas para llevarlas a cabo.
Los peores consejos que pueden decirle a un emprendedor.
5 (100%) 3 votes

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *