Comparando a los Bloggers de Viajes

Empezar a escribir o crear videos para empezar a documentar diferentes puntos de la vida no es una tarea fácil si se quiere hacer de forma constante. Tener un blog de viajes es complicado porque tienes que estar haciendo las dos cosas que te apasionan, y mantener el ritmo de trabajo vaya que puede ser complicado.

 

Mi blog lo he dedicado más que nada a temas de negocios, pero en los últimos días me encontré tomando vacaciones de 6 semanas que me permitieron viajar por el sur y norte de México.  Gracias a mi trabajo en Alemania he podido lograr esta aventura. Me podría considerar yo como un viajero casual, y no tanto uno que lo haga para bloggear. Comparándome con los bloggers de viajes, a mi, que soy más un blogger de temas de negocio, veo lo complicado que puede ser mantener la documentación del viaje a nivel constante.

Mi viaje por México 6 semanas

Estuve unos días en la Riviera Maya, y vaya que es impresionante y magnífico lo que tiene nuestro país en la zona sur. Es una región hermosa, como es posible dedicarle tiempo a estar en la computadora, cuando tienes unas vistas maravillosas. El clima casi perfecto, ya que algunos días si me tocaron nublados, pero aun así temperaturas muy cálidas. Las ruinas de Tulum, y playa Paraíso fueron lo mejor. Que martirio sería dividirte entre el disfrute y el blog.

 

Si nos vamos al norte, el tiempo con amigos y familiares ya es otro tema. Disfrutar de la rica carne asada en compañía de seres queridos no tiene comparación. Los paisajes del norte de México son muy distintos a los del sur. Abunda el color café de la tierra y las grandes montañas. Un gran contraste de norte a sur. No veía donde darme tiempo para dedicarle a mi blog. Un año sin estar en casa requiere de darle atención a los familiares y a la comida.

 

Además, era tiempo de navidad y año nuevo, donde en la mayoría de los sitios web sienten una reducción en sus lectores. Así lo vi en los visitantes de mi website. Sin embargo, no le puse mucha atención porque mi prioridad en esos días era pasar el tiempo con la familia, aunque ellos sí estuvieran trabajando en sus negocios. Rara vez me vi sentando en frente de una computadora durante el viaje. Si lo hice, fue porque mi mamá, que no es nada tecnológica, necesitaba instalar impresoras en su oficina.

 

Es por eso que yo me pregunto cómo le harán, o que tanto compromiso hay de un blogger viajero que se encuentra en nuevos mundos, a estar sentado redactando. Tomar video e ir caminando por los lugares es más sencillo, pero ser el redactor, lo veo como un gran sacrificio.

Ya en los últimos días me tocó volver al área de Cancún. Visitar Chichén Itzá fue algo majestuoso. Es impresionante la pirámide. Todo el área verde y la riqueza natural que hay en los alrededores me hacen pensar que los mayas tuvieron en cierto modo fácil las actividades de agricultura, a comparación con poblaciones indígenas del norte, como los Tarahumara, donde es más árido y difícil cultivar en la tierra de Chihuahua. Mientras uno descubre la tierra propia, las ideas e historias se van quedando en la cabeza de uno y si no eres un blogger de viajes, entonces no lo plasmas en letra.

 

Al menos me gusta tomar fotos, y a eso sí le he dedicado tiempo. Capturar cada momento con mi celular es uno de mis gustos. Creo que a futuro no me volveré redactor de viajes, describir exactamente con palabras lo hermoso que son los paisajes es bastante complicado y mi léxico quizá no sea lo mejor para dar los detalles. Que bueno que me dedico a temas de negocios.